Poco hombre - Crónicas escogidas
Pedro Lemebel
284 páginas
2013
ISBN: 978-956-314-242-6
Precio de referencia: $10.000
Huellas
  • Selección y prólogo a cargo de Ignacio Echevarría

Reuniendo piezas publicadas en el transcurso de más de dos décadas, este volumen propone un amplio recorrido por la obra de Pedro Lemebel como cronista. Las cinco secciones en que se organiza articulan una implacable panorámica de la sociedad y de la historia reciente de Chile, en cuyos entresijos cabe vislumbrar los trazos de una especie de autobiografía, también ella escrita con la mezcla de humor, de rabia y de lirismo que se ha convertido en sello de la obra entera de un autor verdaderamente único e ineludible.

“Travestido, militante, tercermundista, anarquista, mapuche de adopción, vilipendiado por un establishment que no soporta sus palabras certeras, memorioso hasta las lágrimas, no hay campo de batalla en donde Lemebel, fragilísimo, no haya combatido y perdido. Para mí Lemebel es uno de los mejores escritores de Chile y el mejor poeta de mi generación, aunque no escriba poesía. Lemebel es de los pocos que no buscan la respetabilidad (esa respetabilidad por la que los escritores chilenos pierden el culo) sino la libertad. Sus colegas, la horda de mediocres procedente de la derecha y de la izquierda, lo miran por encima del hombro y procuran sonreír. No es el primer homosexual, válgame Dios, del Parnaso chileno, lleno de locas en los armarios, pero es el primer travesti que sube al escenario, solo, iluminado por todos los focos, y que se pone a hablar ante un público literalmente estupefacto”.

Roberto Bolaño

“Lemebel es –si la síntesis cabe– un escritor marginal en el centro y un freak canónico, ambos hechos indisolublemente unidos por la desolación y la energía […]. En cada texto, Lemebel se arriesga en el filo de la navaja entre el exceso porque lo necesita y la cursilería, entre la genuina prosa poética y el desafuero. Sale indemne por su oído literario de primer orden, y porque su sensibilidad y su inteligencia atestiguan las realidades siempre presentes pero hasta ese momento apenas insinuadas”.

Carlos Monsiváis

Pedro Lemebel nació en Santiago de Chile. En 1986 publicó su primer libro, la colección de relatos Incontables, todavía firmada con su apellido paterno, Mardones, desplazado poco después por el de su madre, Violeta Lemebel. El año siguiente, junto a Francisco Casas, creó el colectivo de arte Las Yeguas del Apocalipsis –toda una “propuesta de desacato” en los tramos finales de la dictadura de Pinochet–, que realizó un intenso trabajo en performance, instalación, video y fotografía. A principios de los noventa empezó a publicar crónicas en la revista Página Abierta, decantándose decididamente por este género híbrido, a medio camino entre el periodismo y la literatura. Desde entonces ha seguido publicando sus textos, sucesivamente, en el diario La Nación, la revista Punto Final y el semanario The Clinic, entre otros lugares. En 1996 se hizo cargo del programa Cancionero en la radio feminista Tierra, donde leía crónicas con acompañamiento musical. Tanto sus crónicas radiales como las periodísticas han quedado parcialmente recogidas en los libros La esquina es mi corazón (1995), Loco afán (1996), De perlas y cicatrices (1998), Zanjón de la Aguada (2003), Adiós mariquita linda (2004), Serenata cafiola (2008) y Háblame de amores (2012). En 2001 publicó su hasta el momento única novela, Tengo miedo torero. Sus obras han sido traducidas al inglés, alemán, francés e italiano; son objeto de estudio en universidades de todo el mundo, en particular de Estados Unidos, y algunas de ellas cuentan con adaptaciones al teatro y a registros audiovisuales. Invitado a la Bienal de La Habana en 1996, a la Universidad de San Marcos en 2003, a la Universidad de Harvard en 2004 y a la Universidad de Stanford en 2007, también ha recibido la Beca Guggenheim, el Premio Anna Setgers y el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso.

'