LA ARCILLA EXTENDIDA

Dispóngase el lector a una experiencia formidable: la que brinda una inteligencia de primer rango desplegándose en todas direcciones con el ímpetu, la efervescencia, el atrevimiento y la perspicacia de la juventud más inconforme y aventurera.
Está es la primera antología que se publica en castellano de la obra de T. E. Hulme (1883-1917), figura verdaderamente seminal de la cultura contemporánea. Llegó a serlo a pesar de su temprana muerte en la Gran Guerra y de haber escrito apenas un puñado de poemas, aquí incluidos. Entre éstos se cuentan “dos o tres de los más bellos poemas breves que se hayan escrito jamás en lengua inglesa”, al menos al decir de T. S. Eliot, que consideraba a Hulme “el predecesor de una nueva mentalidad, que sería la del siglo XX”.

Mencionado siempre como precursor del imagenismo y por el impacto de su influencia sobre Ezra Pound, Hulme se erige –como observa Juan Antonio Montiel, responsable de la selección, la traducción y el prólogo de este volumen– en “el eslabón perdido, el ancestro común, de dos poéticas enfrentadas: la de T. S. Eliot y la de William Carlos Williams, que definen gran parte de la poesía moderna en inglés”.

TÍTULOS RELACIONADOS