Intermediarios Políticos en Chile
Arturo Valenzuela
320 páginas
2016
ISBN: 978-956-314-372-0
Precio de referencia: $16.000
Ciencias Sociales e Historia

Utilizando modernas técnicas cuantitativas, datos históricos y una extensa investigación de campo realizada en 1968 y 1969, Arturo Valenzuela ilumina de manera sorprendente las características que tenía el sistema político chileno a mediados del siglo pasado. Partiendo de la premisa de que Chile, a diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos, había consolidado una democracia multipartidista con colectividades disciplinadas que cubrían todo el espectro ideológico, el autor se pregunta si ese sistema también copaba la política local, especialmente en zonas rurales alejadas de los grandes centros urbanos. Al documentar que la política local efectivamente era igual de competitiva, surge pues la incógnita: ¿cómo Chile podía tener una política municipal tan competitiva, si los recursos y atribuciones legales de los municipios eran tan deficientes?

Estudiando el funcionamiento del gobierno en catorce municipalidades, queda claro que la política municipal no podía entenderse como un fenómeno en sí. Era más bien un eslabón en un complejo sistema de representación política que vinculaba a la ciudadanía con el Estado mediante cadenas de tipo clientelar, donde los partidos eran los referentes fundamentales. Los regidores, con el apoyo de los parlamentarios, buscaban cómo canalizar recursos y obras del Estado hacia la municipalidad, pero también cómo “extraer” una multiplicidad de favores de tipo personal en beneficio de sus “clientes”, como empleos, montepíos o acceso a cupos educacionales. A su vez, los parlamentarios dependían de “sus regidores” para movilizar votos en su reelección y apoyar a su partido. El sistema chileno logró estructurar un electorado con fuertes lealtades y tendencias ideológicas, que convivía con un sistema de representación dedicado a satisfacer demandas particularistas, incluso las más elementales.

Cuatro décadas más tarde, este libro es editado por primera vez en castellano. Su lectura es esencial para entender cómo funcionaba la democracia chilena antes del golpe militar, pero también es clave hoy para analizar la crisis de representación política que afecta al país, donde los venerables partidos de antaño parecieran haber dejado de cumplir aquella tarea esencial de intermediación política.

“Este libro de Arturo Valenzuela es un ejemplo de metodología de las ciencias sociales eclécticas en su mejor momento”. –The Annals, American Academy of Political and Social Science.

 ARTURO VALENZUELA nació en Concepción en 1944. Doctor en ciencia política por la Universidad de Columbia, actualmente es profesor titular emérito de ciencias políticas en la Universidad de Georgetown, donde fundó y dirigió el Centro de Estudios Latinoamericanos. Comenzó su carrera académica en la Universidad de Duke, y ha sido profesor visitante en Chile, Inglaterra, Italia y Francia. Entre sus numerosas publicaciones, sobresalen El quiebre de la democracia en ChileUna nación de enemigos: Chile bajo Pinochet –en coautoría con Pamela Constable–, y Las crisis del presidencialismo –en colaboración con Juan Linz. Además, ejerció altos cargos de política exterior en los gobiernos de Bill Clinton y Barack Obama, trabajando en la Casa Blanca y el  Departamento de Estado.

'