ORDEN Y PATRIA ES NUESTRO LEMA

319 páginas

ISBN: 978-956-314-396-6

La literatura en general, incluida la académica, coincide en señalar que Chile es un país de tradición legalista. Ello se ha transformado en un lugar común en los discursos sobre la identidad del país y el carácter de su gente. Por un lado, esto implica un sentimiento de orgullo de los chilenos dado su supuesto apego a la normatividad jurídica, su respeto a la ley, a las instituciones y a la autoridad, lo que es entendido como un signo distintivo de la nacionalidad y diferenciador respecto de los países vecinos, considerados como menos afortunados en la construcción del orden institucional homogéneo y estable. En el discurso identitario esta percepción constituiría una especie de categoría del otro como la dicotomía entre lo local y lo foráneo, algo que puede sintetizarse en el eslogan “Chile es un país donde las instituciones funcionan”. Por otro lado, la tradición legalista es concebida como un excesivo control punitivo, como una tendencia hacia un disciplinamiento excluyente a nivel interno, dirigido tradicionalmente a ciertos segmentos de la sociedad considerados como potenciales desestabilizadores del orden, constituidos por grupos de sujetos que son definidos desde la marginalidad, la precariedad, la ilegalidad y el conflicto, y que conformarían, en la misma lógica, una categoría del otro como enemigo interno. Esto puede extractarse en la frase “Orden y Patria es nuestro lema”, con que comienza el himno institucional de Carabineros de Chile, el cuerpo de la policía uniformada al que la población más identifica con la idea de orden público.

El análisis, que aquí se propone, se centra, en primer lugar, en examinar en perspectiva histórica los elementos que han llegado a construir las actuales nociones de identidad nacional y orden en Chile; en segundo lugar, en identificar desde una perspectiva multidisciplinar las etapas e hitos claves que, a lo largo de los siglos XIX y XX, han articulado y evidenciado la lógica del enemigo interno y, finalmente, se propone detectar los elementos de continuidad que acerca del orden nacional y sus enemigos se han construido en Chile.

TÍTULOS RELACIONADOS