PASADO MAÑANA

Diagramas, críticas, imposturas

288 páginas

ISBN: 978-956-314-460-4

Precio de referencia: $15.000

Cosecha antojadiza de columnas, artículos, obituarios, presentaciones, homenajes, charlas, prólogos y ensayos escritos en el transcurso de casi tres décadas, el presente volumen -como todos los suyos- documenta la lealtad de Luis Chitarroni a “una especie de plan infinito” y su invencible aversión al “texto definitivo”. La escritura apenas traza aquí un surco siempre caprichoso y tornadizo en el océano de lecturas que la sustenta. Y no hay mejor procedimiento para caracterizarla que recurrir a las fórmulas que el mismo autor emplea para hablar, con devoción a menudo tan contagiosa, de otros escritores. Cabe decir, así, que -como en el caso de Borges- “las paradojas y la precisión adjetival” son sus piezas entomológicas (retóricas) favoritas”; que comparte con Chesterton “una curiosidad sin límites, el exterminio de la apatía y la violencia inmóvil”; que es “una neurosis desorbitada” la que tantas veces explica -como ocurre con Henry James- “el reemplazo de una oración entera por una paráfrasis”; que, como Faulkner, “jamás condesciende a revelarle al lector lo que ignora”.

 

 

Luis Chitarroni (Buenos Aires, 1958), escritor, editor, crítico literario, es una figura a la vez medular y excéntrica de la mas insoslayable cultura argentina. Inició su carrera como colaborador y redactor en diferentes revistas. Muy joven aún, fue reclutado por Enrique Pezzoni para trabajar en Sudamericana, sello en el que desarrolló como editor una larga y fructífera labor desde 2008 viene prologando, con exquisito criterio y bien ganado crédito, en La Bestia Equilátera. En 1992 reunió en el volumen Siluetas sus columnas para la revista Babel, y en 2008 publicó la colección de ensayos Mil tazas de té. En tanto, Breve historia argentina de la literatura latinoamericana (2019) recoge las clases que dio en un seminario en MALBA.  Es autor de las novelas El carapálida (1997) y Peripecias del no. Diario de una novela inconclusa (2007). Cuando apareció esta última, dijo Beatriz Sarlo: “Desde la muerte de Libertella que no se imprimía algo tan desesperado, tan insensato y, al mismo tiempo, tan literario y erudito: una novela fuera de tiempo, que habría sido verdadera vanguardia, si existiera ese lugar en el arte contemporáneo”.

TÍTULOS RELACIONADOS